Suscrìbete,recibe nuestras actualizaciones.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Orden Divino

“Mas Jehová es el Dios verdadero; él es Dios vivo y Rey eterno… El que hizo la tierra
con su poder, el que puso en orden el mundo con su saber, y extendió los cielos con su
sabiduría” (Jeremías 10:10,12)

1. Existen muchas cosas que hacen al Movimiento Unity uno muy particular.
Una de esas cosas es la frase ‘Orden Divino.’ Puedes tener la seguridad que
quienquiera que pronuncie esa frase ha estado en contacto de alguna forma
con las enseñanzas de Unity.

2. Ahora bien, ¿qué queremos decir cuando afirmamos ‘Orden Divino’?

3. Podrías decir que es pedirle a Dios que extienda Su mano y establezca orden
en una situación donde haya desorden o confusión.

4. Podrías contestar: “bueno, si me encuentro en una situación de caos o de
crisis, afirmo ‘orden divino’ para que todo lo que está ocurriendo responda a un
orden que Dios ha establecido en el universo.”


5. O podrías contestar: “si recibo una llamada de desesperación de un familiar o
un amigo, afirmo ‘orden divino’ para que esa persona se aquiete y esté en paz.

6. También podrías decir: si todo lo que hago me está saliendo mal, afirmo ‘orden
divino’ para que las cosas me salgan bien.

7. Y todo esto está bien pero hay mucho más en la frase ‘orden divino.’

8. La Palabra Reveladora define ‘orden divino’ de la siguiente manera: “El orden
es la primera ley del universo. Verdaderamente no podría haber universo a
menos que sus varias partes se mantuvieran en perfecto orden. Los hechos
del Espíritu son de carácter espiritual y, cuando se comprenden en su relación
correcta, son ordenados. El sentido de orden es ley y es la prueba de la
verdadera ciencia.” (P. 165)

9. ¿Qué queremos decir cuando decimos que “el orden es la primera ley del
universo? El universo se creó por el poder creador de la palabra de Dios.

10.Dios tuvo el deseo de crear un universo. Pero antes de la creación, la Mente
de Dios, visualizó el proceso mediante el cual se ponía en expresión Su
intención creadora y lo ejecutó por medio de Su palabra.

11. ios sujetó su creación a un proceso ordenado dando pasos ordenados
y concretos; comenzando cada uno de ellos con la frase Dijo Dios
corroborándose con la frase complementaria Y fue así.

12. Cuando un científico va a llevar a cabo un experimento, ordena de una manera
lógica los pasos a seguir para determinar si su hipótesis se sostiene o no.

13.Cuando tú y yo vamos a realizar un proyecto, lo lógico es que ordenemos las
tareas que vamos a realizar para completarlo de manera exitosa.

14. todos los días antes de tirarnos a la calle debemos ordenar nuestras
actividades siguiendo un patrón ordenado.

15.Cada nuevo día que vivimos estará sujeto a las prioridades que le asignemos
a las actividades que vamos a llevar a cabo.

16.El orden es una de las cualidades de Dios y por ende es también una cualidad
del hombre. Todos estamos llamados a seguir un orden y a establecer un
orden en nuestra vida.

17.Ahora bien, podrías decir, y qué de aquellas personas que viven una vida
desordenada, sin ningún tipo de prioridades ni método para hacer las cosas.

18. Lo más probable es que todo le salga mal.

19. Encontramos que “la idea divina del orden es la idea de ajuste, y a medida que
se establece en el pensamiento del hombre, su mente y sus asuntos serán
uno con la armonía universal. (LPR p. 165)

20.Aquí hay dos palabras claves: ajuste y armonía. Por ejemplo: para construir
un reloj, aparte de tener los componentes, tengo que ajustarlos, esto es
encajarlos de forma precisa para que finalmente todos trabajen en armonía
para dar la hora exacta. ¿No es así?

21.Así vemos que todo proceso de manifestación tiene que seguir un patrón
ordenado. Por eso es que el orden es la primera ley del universo; y es también
la primera ley en nuestras vidas; porque para vivir una vida exitosa en todos
los aspectos tenemos que organizarnos.

22.¿Y dónde comienza el orden? En el pensamiento del hombre. ¿Y para qué?
Para ajustar todas las cosas en perfecta armonía.

23.Analiza tu propio cuerpo. Todos los órganos del cuerpo se han organizado
para llevar a cabo un funcionamiento primario. Para que haya salud y un
funcionamiento perfecto tiene que haber un encaje perfecto entre ellos para
así establecer armonía y paz corporal.

24.Igualmente aplica a nuestros pensamientos, sentimientos y emociones. De no
existir un ajuste y armonía estamos sujetos a todo tipo de desequilibrio mental
manifestando un comportamiento errático y desordenado.

25.Siendo el orden la primera ley del universo, entendemos que para realizarnos
como seres humanos y espirituales tenemos que seguir un orden divino.

26.Y ese orden divino sigue un patrón en su desenvolvimiento. Al levantarte, ora,
medita y ve al silencio; establece y prioriza tus actividades siguiendo la guía
que Dios te revela; ejecuta y al finalizar reposa, descansa.

27.El predicador dice: “Todo tiene su tiempo y todo lo que se quiere debajo del
cielo tiene su hora.” (Eclesiastés 3:1)

28.Tu vida y la mía se desarrolla en etapas y el predicador nos dice que hay un
tiempo para todo. Jesús nos dice: “No te afanes.” Porque todo tiene su tiempo.

29.Dentro de cada uno de nosotros está entronizado el orden divino porque
siendo una cualidad de Dios es parte de lo que Dios es, y Dios es en ti y en
mí.

30.Por consiguiente, no tenemos que estar buscando un Orden Divino fuera de
nosotros. Al afirmar Orden Divino estamos permitiendo que el poder que tiene
Dios para ordenar todas las cosas se manifieste a través del Cristo que vive
dentro de cada uno de nosotros.

31.Es permitir que la actividad ordenadora de Dios fluya a través de cada uno de
nosotros por medio de nuestras palabras y acciones.

32.Al afirmar Orden Divino estamos unificándonos en pensamiento, palabra y
acción a la mente de Cristo, en quietud y confianza.

33.Pero “todo tiene su tiempo” y por eso tenemos que ser pacientes y tener la
confianza y seguridad de que Dios está a cargo ‘poniendo en orden el mundo
con Su sabiduría’.

34. “Mas Jehová es el Dios verdadero; él es Dios vivo y Rey eterno… El que hizo
la tierra con su poder, el que puso en orden el mundo con su saber, y extendió
los cielos con su sabiduría” (Jeremías 10:10,12)

35.El apóstol Pablo hablándoles a los atenienses del Dios “no conocido” les
dijo: “Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que
habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos,
y los límites de su habitación. (Hechos 17:26,)

36. Podemos ver nuevamente esta cualidad divina en Dios; el orden.

37.Entonces cuando afirmamos orden divino estamos llamando a la acción el
poder de Dios que mora en ti y en mí para ajustar y ordenar todas las cosas
delante de nosotros.

38.Así como existen las leyes de tránsito y las leyes en cualquier país para
mantener un orden y un patrón de conducta; también vivimos en un universo
de orden y ley.

39.La violación de la ley trae sus efectos. La clave de vivir en perfecto orden
divino está en armonizarnos totalmente con la ley divina trabajando.

40. i quieres vivir una vida próspera y exitosa ordénalo todo. Ordena tus
pensamientos, ordena tu casa, y tus actividades conforme a metas
significativas. Establece reglas de justa acción dentro del hogar con tu familia,
en tu trabajo y en todo tu entorno.

41.Establece un balance en las tres fases de tu ser. Dedica tiempo para meditar
y unificarte a Dios, dedica tiempo para el intelecto, leyendo libros constructivos
y de auto ayuda, dedica tiempo para el ejercicio físico y tiempo para la sana
recreación.

42. Balancea las diversas áreas de tu vida, dedicando un tiempo razonable a
cada una de ellas. Y recuerda, todo tiene su tiempo y su hora.

43.Para terminar, afirmemos todos juntos tres veces, “Mi vida está equilibrada
y en orden, y todo está bien”. (Descubre Tu potencial divino, folleto)¡Dios te
bendice! Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario