Suscrìbete,recibe nuestras actualizaciones.

jueves, 29 de marzo de 2012

El Secreto de la Salud


Por el Rev. Roberto Sánchez
www.centrodecristianismopractico.com

Diez leprosos son limpiados (Lucas 17:11-19)
    1.      Hoy hablaremos del Secreto de la Salud y de la importancia que tiene conservar nuestro cuerpo en las mejores condiciones que podamos lograr.

     2.      Este relato nos recuerda las muchas sanaciones que Jesús realizó durante su activo ministerio. Entre ellos sanó a leprosos, paralíticos, la mujer con el flujo de sangre, ciegos, sordos y tartamudos, y uno que estaba enfermo de hidropesía.

3.      Hoy día el cuerpo y el alma nos siguen atormentando con condiciones erróneas, condiciones que nos causan dolor, no solo físico sino también en el alma.

4.      Decimos: “me dolió mucho lo que me hiciste en aquella ocasión” o “tengo un dolor insoportable en la espalda”.  Porque somos seres tríplices tenemos que darle importancia a las cosas del cuerpo de la mente y del espíritu.

5.      Y la Palabra de Verdad es clave para mantener un buen estado de salud. Recuerda que Jesús sanó por medio de la Palabra. Decía palabras como “– Ten ánimo, hija; tu fe te ha salvado;” (Mateo 9:22) o “¿Creéis que puedo hacer esto? … –conforme a vuestra fe sea hecho.” (Mateo 9:28,29)

martes, 20 de marzo de 2012

Palabra Diaria del 19 al 25 marzo 2012

Lunes
19 de marzo del 2012

Serenidad

Soy un instrumento de paz y serenidad.

En el ajetreo diario, la paz y la quietud pueden parecer un sueño lejano. Mas yo determino comenzar cada día con un momento de oración y meditación para acudir al reino de Dios en mí. En mi momento de comunión, creo una idea mental que evoca la paz. Puede ser un lago sereno o el rostro de un ser querido. Quizás recuerde la letra de una canción o mi verso bíblico preferido. Aquello que elijo visualizar se convierte en algo a lo cual puedo regresar para sosegarme en cualquier momento del día.

La clave para volver a este espacio interno y sagrado, este centro de serenidad y amor en lo profundo de mí, es un simple “Gracias, Dios”. Con gratitud, me doy cuenta del amor que me sostiene. Me doy cuenta de que Dios y yo somos uno.

El efecto de la justicia será la paz.—Isaías 32:17

sábado, 10 de marzo de 2012

¿Quieres ser sano?


Por Rev. Roberto Sánchez

Había un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo. Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano? (Juan 5:6)

1.      Comentaba yo hace varias semanas en la clase de los jueves, que la mayoría de las personas escriben o llaman a Silent Unity pidiendo oración por sanación o salud. 

2.      Y esto es así porque la mayoría de nosotros tenemos alguna condición en el cuerpo que tenemos que sanar. Pero el cuerpo es una proyección de la mente, o sea la mente o el alma crea el cuerpo que quiere tener. 

3.      Y la verdad es que en el alma hay muchas condiciones que tienen que sanar. Por ejemplo: el domingo pasado hablamos de que hay heridas muy profundas en nuestras almas que tenemos que sanar  y comentamos cómo el perdón es una agente catalizador en este proceso de sanación. 

4.      Jesús le pregunta a un paralítico ¿Quieres ser sano? Y esta es una gran pregunta, que tu y yo debemos preguntarnos si queremos darle un nuevo rumbo a nuestra vida.