Suscrìbete,recibe nuestras actualizaciones.

martes, 24 de julio de 2012

Perdona y Olvida


Por Rev. Roberto Sánchez                                                                   www.centrodecristianismopractico.com                                                                                                     
”Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería, maledicencia y toda malicia. Antes sed bondadosos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.” Efesios 4:31
Hay muchas personas que están tan envueltas en todo tipo de sentimientos de furia, de venganza y hasta de violencia que se sienten incapaces de apaciguar esos sentimientos y mucho menos de perdonarse a sí mismo.  A tales personas le decíamos que dentro de ellos está el poder para perdonarse a sí mismos, el Hijo del hombre, el Cristo de Dios.
Hoy día escuchamos por todos los medios noticiosos casos de feminicidios ocurriendo en todas partes. En el reino de las causas, lo que motiva a ese hombre a matar a una mujer, ya sea, su esposa, su concubina o su novia es un sentimiento de falta de perdón.

martes, 10 de julio de 2012

Perdonándote a ti mismo


Por Rev. Roberto Sánchez
www.centrodecristianismopractico.com
“Pues para que sepáis que el Hijo el hombre tiene potestad en la tierra para  perdonar pecados –dijo al paralítico–: A ti te digo: Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa. Al instante se levantó en presencia de ellos, tomó la camilla en que estaba acostado y se fue a su casa glorificando a Dios.” (Lucas 5:24,25)
El tema del perdón de los pecados es un factor central en la religión.Pero; ¿qué es pecar? Podriás contestar diciendo, “pues hacer algo malo ante los ojos de Dios.”El diccionario nos dice que pecado es: acción, conducta o pensamiento, etc., condenado por la ley divina.
En Unity definimos el pecado como errar el blanco, o diría yo no dar en blanco o no dar la talla en cuanto a perfección divina. (LPR p.172) Es como cuando nos ponen a realizar un trabajo y no damos la talla.