Suscrìbete,recibe nuestras actualizaciones.

martes, 9 de julio de 2013

Recibir o elegir

Por Rev. Roberto Sánchez
El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.” (2Corintios 9:6)      
La vida está llena de opciones. Tú y yo a medida que vamos viviendo la vida que tenemos por delante tomamos decisiones y escogemos aquello que parece ser mejor para nuestro crecimiento y desenvolvimiento.
Y este fue el pensamiento que me vino a la mente mientras comenzaba a escribir este mensaje. Y aunque el título del mensaje de hoy es “Recibir o elegir” pienso que es mejor invertir las palabras, esto es, “Elegir y recibir.”
Las acciones que conllevan estas dos palabras están muy cerca de nuestra persona; pues estamos continuamente eligiendo y recibiendo. Una es consecuencia de la otra. Podríamos hasta decir, conforme con lo que eliges, recibes.
Con cada elección que haces surge un mundo de posibilidades. Con cada siembra que haces escoges la semilla y recibes ciento por uno de aquello que sembraste.

El trabajo y el síndrome del éxito

Por Rev. Roberto Sánchez

“¿Has visto un hombre solícito en su trabajo? Delante de los reyes estará, no delante de gente de baja condición. ” (Proverbios 22:29)      
Cuando comenzaba a preparar el mensaje de hoy comencé a buscar citas bíblicas acerca del trabajo. Estuve un buen rato leyendo hasta que encontré esta cita que acabamos de leer.
Y mientras reflexionaba a cerca de esta cita me vino a la mente el libro de Génesis en particular el momento en que Jehová Dios expulsa del Jardín de Edén a Adán y a Eva por su desobediencia.
En ese momento los “sacó Jehová del huerto de Edén, para que labrara la tierra…” (Génesis 3:23) De ahí en adelante hasta el día de hoy el trabajo ha sido y es en un sentido compañero del hombre y come el hombre del fruto de su trabajo.
El trabajo en sí es ocupación, es llevar a cabo una actividad física o intelectual; que puede ser o no ser remunerada.